Sinop – Trabzon.

Después de Sinop la carretera se vuelve llana y muy rápida (autovía), con lo que se puede hacer muchos kilómetros fácilmente. Paramos en una gasolinera para preguntar si podíamos dormir allí y encontramos a (como siempre) a una gente estupenda, el dueño (Cüneyt) nos dio un tour por la ciudad de Bafra, nos invitó a un helado y a cenar y como tenía una huerta detrás de la gasolinera, estuvimos comiendo fruta y reponiendo la “despensa” para el día siguiente.

Salimos sobre las 9. Al medio día paramos en una gasolinera y nos volvimos a encontrar con Joe y Carmen, una pareja de ingleses por cuarta vez desde Macedonia, pero esta vez venían con un tolosarra que viaja en solitario hasta Japón (Lander).

Al día siguiente nos llovió bastante la primera mitad del día y los ingleses que tenían más prisa, decidieron seguir mientras nosotros y Lander paramos en un sitio perfecto para pegarnos un bañito.

Al día siguiente el tiempo nos respetó hasta la tarde.

Llegamos a Giresun en medio de un diluvio y no paraba, así que después de esperar y ver que no paraba de llover, acampamos debajo de un puente.

Cuando casi habíamos montado las tiendas, se nos acercó un hombre (Yetkin), dueño de un restaurante justo enfrente de donde estábamos, que nos invitó a dormir en una caseta que tiene en el puerto, que alegría!! así que estuvimos allí dos noches protegidos de la lluvia. Nos llevó a ver parte de la ciudad esa noche.

Antes de ir a dar una vuelta por la ciudad, nos tomamos una cervecita.

Y esto es lo que pasa!!

Al día siguiente Lander aprovechó para afeitarse (este mes le toca).

Salimos esperando llegar a Trabzon ese día (135km) y a unos 20km de salir nos encontramos a una pareja de portugueses (Rafael y Sara) que llevan una vida nómada en bici (tal como suena) desde hace unos 3 años, es increíble como lo viven y como pueden mover sus bicis, la de él pesa 100kg!!!! y la de ella unos 60, contando que llevan un perro de unos 30kg, desde aquí les deseamos mucha suerte.

Pasamos unas 2 horas con ellos, la verdad es que se nos pasaron volando, muy majos y con muchas historias que contar. Pero nosotros teníamos que seguir nuestro camino, por suerte no llovió en todo el día y al atardecer llegamos a Trabzon, nos alojamos en el hotel Benli, el más barato de la ciudad (7 euros por persona), con cuarto para guardar las bicis y está a unos 200m del consulado Iraní, donde iremos el día siguiente para hacer el visado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s