Cruzar Mongolia en invierno y no morir en el intento. Parte I

Lo primero, decir que el equipamiento que utilizamos en Mongolia en invierno es muy diferente al que hemos utilizado hasta ahora y hablaremos de ello cuando salgamos y veamos como nos ha ido.

Bueno ahora al lío, es 10 de Enero de 2017. Pasar la frontera con el autobús desde Erdenet (China) hasta Zumid Udd (Mongolia) es fácil, el autobús nos deja en el control de pasaportes Chino, lo pasamos, nos recoge y lleva al control de frontera Mongol, lo pasamos y nos volvemos a montar para que nos lleve hasta la estación de tren de Zumid Udd.

En la misma estación hay bancos para cambiar la moneda china que nos ha sobrado (hacen buen cambio, en este momento 1$=2.500 tugrik), cajeros, sitios para comer y tiendas de telefonía para comprar una SIM mongola. Nosotros después de unas semanas (con 2 compañías diferentes, recomendamos no comprar Gmobile) creemos que Unitel es la compañía mas económica y con mejor cobertura en zonas rurales. Unitel tiene un plan (smart data) que por 15.000 tugrik se compra la tarjeta SIM y se tiene 1.000 tugrik en llamadas  e internet ilimitado por 30 días.

La estación.

Mientras yo sacaba las bicis y maletas del autobús, y las montaba, Veronika fue a comprar los billetes para el vagón cama (18.000 tugrik cada uno) hasta Ulanbator, ya que no tenemos demasiado tiempo de sobra hasta que salga el tren. Llegamos a las 16:30 y el tren sale a las 18:30. Cuando terminé de montarlas se me acercó un hombre de la zona de carga (está a 20 metros de donde nos ha dejado el autobús) para mirar las bicis y le indiqué que quiero poner las bicis en el tren hasta la capital. El me indicó que hay que llevarlas al primer vagón y me ayudó llevando una, pero por el camino paramos en la entrada principal de la estación para yo ir a buscar a Veronika . Una vez en el primer vagón, entre todos los que había allí subieron las bicis con maletas puestas y nos indicaron los precios (que están puestos en la puerta del vagón pero creo recordar que eran 15.000 cada una, algo más de 5 euros), nos dieron los recibos para recogerlas en Ulanbator y listo.

Nos dirigimos a nuestro vagón (numero 23), y la verdad es que son cómodos y el viaje hasta la capital es muy placentero. En el tren venden comida y bebidas también, aunque nosotros compramos para cenar en la estación y lo llevamos al vagón.

En Ulabator una vez para el tren (sobre las 9 de la mañana), vamos al primer vagón y con los recibos es muy fácil recuperar las bicis (pegándonos con todos los demás que también están recogiendo paquetes), que están en perfecto estado. Hace un frío del carajo (unos -30), la diferencia de temperatura entre la frontera y aquí es muy grande y antes de ir a la guesthouse en la que vamos a estar unos días (adventure rider guesthouse), que por cierto es una pasada de buena, con buen wifi y buen dueño, con dormitorios por unos 7-8$ y habitaciones por 20$ y en el centro centro (e incluyendo desayuno), paramos a desayunar y calentarnos después de solo 2 km, je je je, ya que con estómago lleno pensamos bastante mejor.

En Ulanbator hay de todo, y cuando digo de todo es de todo. Hay muy buenas tiendas de ropa técnica de invierno, buenas botas, chaquetas, etc… y a bastante buen precio todo, por ejemplo el State Department Store (la tercera planta) que está a 100 m de nuestra guesthouse y Ayachin Megastore de camino al aeropuerto (todos aparecen en MapsMe).

El tiempo aquí lo utilizamos para decidir por donde vamos a cruzar el país (hablando con el dueño de la guesthouse y algunos huéspedes) y aprovisionarnos de comida y demás cosas que necesitemos. Tras hablar con ellos largo y tendido, al final decidimos no ir por el norte en invierno ya que todos nos decían que la gente que en verano está allí, en invierno se mueve porque hace mucho frío y las condiciones no son buenas.

Entre conversaciones, el dueño también nos invitó a un poco de vodka mongol.

Así que vamos a tener muchos kilómetros con mucha nieve y sin servicios de ningún tipo. La ruta sur es muy larga, muy monótona y aunque no lo parezca, los pueblos están muy separados en muchas zonas (para ser invierno, luego cuento algo más sobre esto) y es la más asfaltada. Así que decidimos ir por la ruta central, tal y como lo hicimos hace 6 años en moto, pero eso fue en verano y cambia mucho. Esta ruta es bastante mas corta, tiene sitios habitados cada menos kilómetros, hay un poco de montaña y un poco de desierto y para nuestra sorpresa desde Ulanbator a Ulaangoom que hay 1.417km está toda asfaltada menos el tramo entre Tosontsengel y Songino de 195km (a día de hoy). Aunque nosotros no queremos llegar a Ulaangoom, ya que en Narambulag queremos desviarnos para el sur hacia Olgii, esta es la ruta prevista, ya veremos como termina.

Lo de las distancias que he mencionado antes, lo explico. Cuando hace bueno o una temperatura normal, no hay problema en hacer mas de 100 kilómetros sin nada en medio. Pero a -30 grados (por el día) hay varios factores que por lo menos a nosotros (y a la mayoría) nos lo impiden y hacen que se sufra bastante.

El primero es sudar, a -30 grados hay que evitar sudar o “calentarse” demasiado (el vapor que se genera traspasa la ropa) ya que hace que la ropa que llevamos se empape y se congela automáticamente, con lo que se empieza a tener mucho mas frío nada mas parar y a no ser que se entre en un sitio con calefacción un buen rato para secarla, es imposible hacerlo. Ya sabemos que existe los “vapor barrier” o barreras de vapor, pero es lo que pasa cuando no le das tanta importancia viniendo del sudeste asiático. Para que esto no pase hay que ir a bastante menos potencia de lo que realmente se puede y por lo tanto la velocidad media se resiente mucho y no se puede hace 100km en un día, yo diría que como mucho la mitad, y estoy tirando a lo alto.

Lo segundo es el propio frío. Incluso llevando guarda manos (o puggies), doble calcetín de lana merino gordo y botas con “borreguito” dentro y calentitas, en mi caso (con los problemas que tengo, mi médula está cortada y nivel cervical y las sensibilidades en las extremidades están muy locas) los dedos de pies y manos se medio congelan y la única manera de calentar los de los pies es con una calefacción. Con lo que es muy bueno parar una buen rato a comer o tomar algo caliente en algún sitio local.

Y el tercero es que en enero en Mongolia hay 8 horas de luz. El sol sale sobre las 8:30 y hasta las 9:00 no se levanta ni dios por aquí. Así que contando que nunca andamos en bici de noche, y hay que parar un buen rato antes y que normalmente no se empieza antes de la 9:30 a andar nunca, tampoco hay muchas horas y por lo tanto tampoco se pueden hacer muchos kilómetros a una velocidad media digamos entre 10-12km/h.

En la capital también hemos extendido el visado otro mes. Esto hay que hacerlo en los primeros 7 días de estancia en el país. Es fácil y rápido, hay que ir a la oficina de inmigración que está a las afueras del aeropuerto (unos 15km del centro de UB) con el pasaporte y una foto, allí hay para hacer fotocopias del pasaporte y hay un banco donde pagar los 110.000 tugrik, treinta y pico euros que cuesta. Se pagan otros 1.000 tugrik por un impreso que hay que rellenar y hay que escribir en un folio la razón por la que se quiere extender.
Se hace muy rápido y una vez entregado todo, mientras hemos ido a comer en el restaurante que hay allí, ellos lo hacen, se tarda unos 10 minutos.

La cara de Veronika yendo hacia allí no tiene precio.

Otra cosa muy útil es un buen mapa del país, y en el “State Department Store” que hemos dicho antes, en la última planta hay una librería que los tienen todos, después de mucho mirar, para nosotros el mejor es este mapa de carreteras actualizado en 2016, con los kilómetros de distancia y en 2 idiomas, muy bueno.

Unas fotos de la plaza central de la capital

El día que salimos de la capital, despidiéndonos del dueño de la guesthouse (Soyolo).

Parece que hace frío, y así es. Este día no subió el termómetro de los -30.

Antes cuando escribía sobre la transpiración y el sudar…… Esto es lo que pasa al respirar a estas temperaturas.

Realmente hacía mucho frío y es nuestro primer día andando en bici a estas temperaturas, así que tenemos que aprender. Pero estábamos pensando en encontrar algún sitio para dormir, ya que teníamos que secar la ropa (Veronika, ya que yo no tengo problema) y por la noche iba a hacer mas frío.

Por suerte, pasamos por una zona donde había una pequeña tienda-restaurante con una gente estupenda, Veronika entró y preguntó si podíamos cenar y dormir allí y nos dieron gratis una habitación que tenían en la parte trasera, no saben ellos como lo agradecimos.

El siguiente día llegamos a dormir en un motel en la carretera. El asfalto está muy bien, quiero decir muy limpio de hielo también y no hay cuestas pronunciadas.

La primera lección del invierno Mongol. Todo lo que a temperatura normal no es un nada, a -30 es un problemón, como por ejemplo un pinchazo. Antes de salir del motel que dormimos nos dimos cuenta de que la rueda trasera de Veronika estaba pinchada (estaban guardadas en un garaje en la parte trasera de este motel), y para repararlo y no perder los dedos en el intento se necesita calor. Lo primero que pasa es que nos damos cuenta que la bomba está congelada y no funciona, por lo que entramos al motel a esperar a que se descongele. Después nos damos cuenta de que la cubierta está soldada a la llanta, así que mismo procedimiento y por supuesto el pegamento está solidificado. Así que entre esperar y demás se nos fue casi dos horas y eso que estaba el motel. Sinceramente si pinchamos en la carretera no nos vemos capaces de repararlo. Así que habrá que esperar a una furgoneta. Eso si, todo lleno de nieve es espectacular.

Perdimos tanto tiempo que como veíamos que no íbamos a llegar a ningún sitio ese día, nos quedamos allí a disfrutar de la nieve otra noche más.

Bueno y de lo que no es la nieve…..

Bueno, no lo habíamos dicho, pero antes de salir de China, nos agenciamos uno de estos, UN DRONE!!!, ya que hacía tiempo que lo estábamos pensando y al final como costaba casi la mitad, pues… Madre mía que juguete, ya iré contando las pegas que tiene volar esto en el invierno mongol. Y si, nos entra todo en las bicis, no se como lo hacemos pero entra.

Por fin salimos de Argalant y ese día llegamos a Lun. Donde hay otro motel donde dormir tranquilo y calentito.

Al día siguiente vemos que tenemos unos 100km (con una subida larga) sin ningún habitante en medio y con ese frío sin ningún sitio para calentarse un poco durante 2 días, Veronika lo ve mal. Así que después de hablar un rato decidimos que lo mas sensato es poner las bicis en un pickup o furgoneta e ir hasta Erdenesant, y eso hicimos. Aunque para encontrar a alguien que pasara por ahí con sitio suficiente nos costara esperar 5 horas.

Desde Erdenesant en adelante la temperatura mejoró y mucho. Las máximas llegaban a -15 y creedme que eso se agradece un montón. Ya no es tan extremo, yendo en bici se va medianamente caliente y los dedos no sufren de congelación, así que a dar pedales. En Rashant hay otro sitio para dormir calentito también.

Por cierto, este es el primer país del mundo donde todas las vacas llevan abrigo.

La verdad es que no estamos sacando muchas fotos, y eso es porque con ese frío mis manos no dan para estar sin guantes 1 minuto o 2. Ya que tengo que sacar la batería del bolsillo interior (calentita) ponerla en la cámara, sacar la foto, quitar la batería, guardarla en el bolsillo interior y guardar la cámara. Toda batería que no vaya dentro de las chaquetas pegadas la cuerpo (con calorcito) no funcionan después de 2 minutos. Y con eso me refiero a todas, cámara, móvil, etc… Así que llevamos todas dentro, incluido los powerbank.

Unos 27km después de Raashant está el cruce para ir hacia la ruta sur o la central. En ese cruce hay unos cuantos restaurantes y alguna Yurta (para dormir), es un buen sitio para almorzar y reponer fuerzas, ya que este día con buenas temperaturas (hasta -10) nos dio para hacer 105km hasta Kharkhorin.

En Kharkhorin hay un montón de hoteles, alguno muy caro (100$/noche) y otros baratitos. Nosotros nos alojamos en el hotel Zaya, que está en la misma carretera a mano izquierda, es el mas barato que tenga ducha (llevamos sin ninguna desde Ulanbator) con internet y abierto, ya que hay muchos sitios cerrados en invierno.

El monasterio de Erdene Zuu.

6 años antes… en moto.

Desde Kharkhorin hasta Tsetsergel (unos 130km) fuimos en un par de días. El primero hasta Tsenkher (donde hay un motel), que son unos 95km, parando a almorzar en Khotont.

Se nota que hacía mejor temperatura, sacamos mas fotos, je je je…

Al día siguiente llegamos a Tsetserleg, una ciudad grande con un gran mercado y donde se puede encontrar de todo. Como vamos a estar unos días nos alojamos en un sitio con internet, la guesthouse Fairfield, muy cómoda y nos hicieron un descuento por estar varios días, también se puede pagar por cama en vez de tener que pagar por habitación. Si no hubiera sido por el wifi, unos 200m antes en la misma calle hay un hotel  llamado “DO” que tiene mejores habitaciones y mas baratas.

 

Anuncios

3 comentarios sobre “Cruzar Mongolia en invierno y no morir en el intento. Parte I

  1. “Desde Erdenesant en adelante la temperatura mejoró y mucho. Las máximas llegaban a -15 y creedme que eso se agradece un montón. Ya no es tan extremo, yendo en bici se va medianamente caliente y los dedos no sufren de congelación, así que a dar pedales. En Rashant hay otro sitio para dormir calentito también.”

    Ya no es tan extremo dices… ¿Vosotros de qué planeta habéis caído? De todos modos, esta vez estáis haciendo muchas trampas, mucho tren, mucho dormitorio calentito, y el camino llano a más no poder. Así cualquiera… ajajajjaaj!!

    Qué valor, señor, qué valor…

    Besos caloríficos.

    Paloma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s