Filipinas , increible Palawan.

El 3 de Enero de 2018 llegamos a Puerto Princesa. Y la primera impresión es que no se parece mucho a ningún país del sudeste asiático que hemos estado. De repente hay un guardia de seguridad armado en cada tienda, supermercado, farmacia, etc… También hay un montón de gente gorda por la calle y creemos que es debido a que en todos sitios hay restaurantes de comida rápida, la comida es mucho mas pesada y grasienta (aparte de estar bañada en todo tipo de salsas), hay iglesias de distintas religiones por todos lados, y los tuc-tuc han tomado forma aerodinámica.

Lo que no ha cambiado es lo que sonríe la gente, aquí incluso mas, y nuestra experiencia con ellos ha sido mas que positiva, todo el mundo muy amable con nosotros.

Una vez situados en Filipinas, tomamos rumbo al sur. Nuestra idea es ir a unas islas del sur llamadas Balabac, pero al final desistimos porque el pronóstico del tiempo y el estado de la mar nos lo desaconsejaron.

La decisión de no seguir hacia el sur la tomamos aquí en Narra. Una ciudad bastante grande con muchos pescadores.

Unos kilómetros mas al sur de Narra, en Abo Abo, nos desviamos hacia Quezon (en la costa oeste). Para volver a subir hacia Puerto Princesa otra vez y luego hacia el norte de la isla.

De vez en cuando nos caía una buena tormenta, aunque nunca mas de 1-2 horas, y teníamos que parar en uno de los múltiples cobijos que hay por cualquier sitio hasta que pasara.

La costa oeste es otra historia, no hay casi tráfico (aunque en la otra tampoco había mucho), es mucho mas rural y las playas son……

A veces durante bastantes kilómetros desaparecía el asfalto y la cosa se complicaba. Pero aún así es una gozada para la vista y para disfrutarlo en bici (o empujando, a veces).

Cuando salimos de Napsan, después de una bajada muy larga y fuerte, oí un crujido y para mi sorpresa, la potencia de mi bici quedó de esta manera. Así que volvimos con cuidado a Puerto Princesa, donde hay un par de tiendas de bici buenas y pude agenciarme otra mas dura.

Como habíamos oído hablar muy bien de El Nido, decidimos darle una oportunidad (aunque por lo que estábamos oyendo todo el mundo va allí y debía estar abarrotado), así que fuimos hacia el norte, pero antes de El Nido pensamos en pasar por San Vicente, que también hemos oído cosas buenas y dicen que no hay nadie (por ahora).

San Vicente es una pequeña ciudad que lo mejor que tiene es la puesta de sol.

Pero justo al lado, a unos 5km mas al norte hay una playa desierta enorme, de esas que nos gustan a los dos.

Con un pequeño sitio donde cocinan el pescado que hay ese día, perfecto. Todo el resto de la playa esta literalmente vacía y era para nosotros.

En San Vicente nos hablaron de un pueblo a unos 11km al norte llamado Alimanguan, y como nos pillaba de camino, pues allí que fuimos.

En Alimanguan pensábamos estar un par de días, pero entre que creíamos que El Nido no iba a ser para nosotros y que  Alimanguan resultó se un paraíso, de playa y comida, al final estuvimos 5 días.

Pescadito rico para comer.

Dale tu primero a ver si cubre!!!!

Increíble la gente de aquí, nos trataron genial, nos invitaron a cenar varias veces, no hemos podido sentirnos mejor.

Antes de El Nido, una paradita en Tay Tay, con su fortaleza española.

Cuando llegamos a El Nido nos encontramos con una turba de turistas y todo el pueblo (bueno, lo que queda libre) en construcción.

Fuimos a la zona de la playa y durante 2 horas no paraban de venir barquitos (unos 20 turistas en cada uno) descargando gente de las excursiones a las islas. No conté el número pero mas de 50 seguro. Los precios de todo aquí es mas o menos el triple o bastante mas que en el resto de Palawan. Aparte de eso, nos decían que Coron (donde también tenemos pensado ir) es parecido.

Era tanto el agobio de gente que decidimos salir huyendo de aquí e incluso eliminar de nuestra lista Coron.

Cogimos un autobús a Puerto Princesa y buscamos la manera de ir hasta Iloilo en barco, donde vendrán unos amigos de España a andar con nosotros en Negros y Cebú.

Hay dos compañías que hacen el trayecto, las dos hacen parada en la isla de Cuyo y las dos tienen un barco por semana. Primero miramos en la compañía “Montenegro” (justo enfrente de la puerta del puerto), pero el precio de cargar las bicis era mucho superior al de cada persona y salía el martes (y estábamos a sábado). Así que fuimos a mirar a “La Milagrosa” a unos 500m de la primera y su barco salía al día siguiente (Domingo) y los precios eran bastante menores.

Decidimos coger el camarote “Admiral”, que es de 6 personas y con aire acondicionado (solo hay uno en el barco).

Estas son las camas “deluxe”, las de “economy” son lo mismo pero en la planta de abajo.

Parada en la isla de Cuyo. Un pequeño paraíso, que si lo hubiéramos sabido, pararíamos aquí unos días.

Y al día siguiente llegamos a Iloilo (el trayecto en ferry es de 2 días completos).

 

Anuncios

10 comentarios sobre “Filipinas , increible Palawan.

  1. ¡Uy, que este me lo he saltado! Bueno, que no cunda el pánico que ya estoy aquí. jajajaj!!

    La verdad es que vuestra manera de viajar es la mejor, sin los condicionantes de las reservas hoteleras y pudiendo elegir según aparece la circunstancia en el camino. Espero que os hayáis acordado de nosotros al ver tirar el copo y al ver tantas palmeras. Bueno, las de Málaga son un poquitín más escuchimizadas, pero vaya, casi casi!!

    Me encanta ver como la hospitalidad os persigue, es una de las cosas que más me gustan de vuestros viajes. Reconozco que no sería capaz de pasar una aventura como la vuestra, estoy mayor ya…jaja!! Me ha impactado también el modelo de camarotes del barco, es un poco como el de los hermanos Marx pero sin paredes… 😛

    Bueno, a seguir disfrutando, compadres, un besote.

    Paloma.

    1. Palawan es una perla, y la gente en Filipinas otra. Lo mejor del viaje es improvisar, el no saber dónde vamos a comer, dormir, etc… Y sobre todo gestionar y probar los distintos medios de transporte cuando se necesitan. Otro besazo.

  2. La verdad es que el El Nido se ha hecho muy famoso los últimos años, y no es para menos, las islas del archipiélago de Bacuit son realmente alucinante. Por las fotos se intuye que se está construyendo mucho en el pueblo, una pena, hace pocos años sólo era un pequeño pueblo.

    1. La verdad es que si, tenemos unos amigos que estuvieron aquí hace 5 años y habían unas casas de pescadores y 4 sitios para comer. Ahora casi no se puede ni andar por el pueblo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s